• south America

    5 posiciones sexuales para probar si no logras un orgasmo

    5 posiciones sexuales para probar si no logras un orgasmo

    01 Feb. 2020
    Layout:

    5 posiciones sexuales para probar si no logras un orgasmo

    Cuando se trata de orgasmos, para algunas mujeres es algo muy sencillo, mientras para otras es algo que solo les pasa a otras mujeres. Cuando pensamos en sexo, puede ser totalmente sexy y placentero aunque las dos personas no experimenten un orgasmo.

    La mayoría de las mujeres no llega al orgasmo solo por la penetración – prefieren sexo oral, meter los dedos y cualquier cosa que involucre al clítoris a llegar. Por esto, para llegar al orgasmo, es una buena idea utilizar la ayuda de vibradores, lubricantes y juguetes sexuales.

    Experimentar para encontrar las posiciones sexuales más placenteras para ayudarte a venirte es algo que debes probar. Si se te está dificultando llegar al orgasmo durante el sexo, estas cinco posiciones pueden incrementar tus probabilidades – recuerda, el viaje es más importante que el destino, ¡así que disfrútalo!

    1. Misionero renovado

    Si no sueles tener un orgasmo solo por penetración, esta posición podría ser para ti. Comienza en la posición sexual misionera, boca arriba con tu pareja encima de ti. Haz que suba su cuerpo hacia tu cabeza para que su pelvis esté un poco más alta que la tuya. En lugar de empujar hacia adentro y hacia afuera, puede comenzar sobando suavemente contra tu pelvis para comenzar. Esto puede ayudar a estimular tu clítoris – la estimulación directa que algunas mujeres necesitan para alcanzar el orgasmo.

    Para mejorar aún más las cosas, coloca tus piernas sobre sus hombros para obtener un nuevo ángulo y una penetración más profunda.

    2. Perrito hacia abajo

    Comienza con tus manos y rodillas mientras tu pareja se arrodilla detrás de ti, sosteniéndose de tus caderas mientras empuja hacia adentro y hacia afuera. Para cambiar el ángulo de penetración, colócate sobre tus codos ya que la intensidad de esta posición podría permitir la estimulación del mítico punto G. Otra opción es bajar tu pecho a la cama mientras dejas las caderas en alto y tu pareja se agacha.

    Intenta usar una mano para frotar tu clítoris o tu pareja puede extender su mano y probarlo.

    3. El puente

    Esta es otra de las posiciones favoritas para hacerla llegar. Comienza echándote sobre tu espalda mientras que tu pareja se arrodilla al frente tuyo. Mientras estas de espaldas, dobla las rodillas y coloca tus pies planos sobre la cama, luego arquea las caderas hacia el techo para que estés en un puente bajo. Tu pareja puede sostener tus caderas y usarlas como impulso mientras empuja.

    Experimenta cambiando el ángulo de sus caderas para que estén más bajas o altas y al subir y bajar tus caderas, para incrementar la intensidad.

    4. Vaquera invertida

    Para comenzar, pídele a tu pareja que se acueste de espaldas en la cama, mientras tú te subes de espaldas con las piernas alrededor suyo para que estés mirando hacia sus pies. Mientras te mueves hacia arriba y hacia abajo a un ritmo rítmico, inclínate hacia adelante para obtener un ángulo, profundidad de penetración y sensación diferentes. Si quieres algo diferente, puedes inclinarte hacia atrás usando tus manos para equilibrar.

    Tu pareja puede pasar sus dedos por tu espalda o alcanzar y acariciar tus senos y clítoris mientras se mueve dentro y fuera de ti. Para facilitar el acceso, puedes apoyar su espalda en algunas almohadas.

    5. Cucharita

    Además de ser tierno e íntimo, mientras te abraza por atrás, esta es una de las posiciones más fáciles para una doble estimulación. Acuéstense de costado con tu pareja detrás de ti para que ambos estén miranda a la misma dirección, mientras que empujas tu trasero hacia él.

    Mientras él entra en ti, pon tu mano sobre la suya y muéstrale cómo quieres que toquen tu clítoris. Mientras se mueve hacia adelante y hacia atrás, también puedes igualar su ritmo balanceando tus caderas hacia adelante y hacia atrás. Para vibraciones emocionantes, pídele que presione suavemente un vibrador en tus lugares favoritos mientras él se acerca para tocarlo.